La forma más efectiva para cobrar deudas impagadas sin complicarse la vida

Cobrar deudas, hoy en día, se está convirtiendo en una ardua tarea para muchas empresas o autónomos. Cada vez son más  los bancos, servicios públicos y otras empresas los que tienen millones de euros en pérdidas por este tipo de problemas. 

Un escalón más arriba están, incluso, las llamadas deudas incobrables. Este tipo de deudas se originan debido a la incapacidad del deudor de hacer frente a un determinado gasto, ya sea porque económicamente se ha declarado insolvente, porque ha perdido el trabajo o  bien se ha negado a pagar la deuda por algún motivo específico. 

En muchas ocasiones, tener deudas sin cobrar genera a las empresas serios problemas en sus procedimientos, que se pueden ver ralentizados o, incluso, provocar incertidumbre sobre su futuro próximo. En el extremo más radical, las deudas impagadas ponen en riesgo la propia viabilidad económica de la empresa.

¿Es posible cobrar deudas incobrables?

Cobrar deudas a clientes morosos es posible, pero no es sencillo. Aunque pueda parecer un proceso fácil y asequible, a menudo nos encontramos con que no es así. Por eso es recomendable la intervención y ayuda de profesionales para realizar las gestiones oportunas y, dentro de lo posible, cobrar esas deudas o, al menos, parte de ellas.

El problema principal suele ser localizar al deudor. Sus datos bancarios o  domiciliarios pueden haber sido modificados o no haber sido actualizados, lo que hace más difícil contactar con este. Así mismo, también es muy común que no conteste a las llamadas, al haber cancelado el número de teléfono habitual o haber dejado inutilizado dicho número. Esto dificulta aún más la comunicación para alcanzar un acuerdo amistoso, antes de hacer una reclamación judicial.

¿Cómo hacer para cobrar una deuda?

Todas las deudas tienen un plazo concreto hasta ser consideradas como prescritas. Por tanto, mientras no llegue esa fecha, no importará la antigüedad de la deuda, así que podríamos realizar el cobro en cualquier caso. 

Por lo general, los plazos para cobrar deudas se establecen siguiendo la ley estatal y suele empezar a contar desde el momento en que el deudor incumple con el pago debido.

 En el caso de que el deudor no dé muestras de su intención de abonar la deuda ni se prevea que vaya a pagarla, podrá ser reclamada por vía judicial. Existen diferentes métodos  para cobrar una deuda judicialmente:

  1. El más sencillo y eficaz suele ser el monitorio, que no requiere contar con un letrado. Esta vía no tiene límite alguno en cuanto a la cantidad de la deuda a reclamar, pero, a cambio, exige al cobrador los documentos que justifiquen la misma, como resulta lógico. Una vez aportada la documentación, el juez la valorará y, en caso de aceptarla, concederá un plazo de 20 días al deudor para que responda, ya sea abonando la deuda reclamada o presentando una alegación. 
  2. Otro procedimiento habitual es el declarativo verbal. La cantidad de la deuda, en este caso, no debe sobrepasar los 6.000 euros. En caso de que lo sobrepase, habrá que apostar por un procedimiento declarativo ordinario. Y, en cualquiera de los dos casos, si la cuantía a reclamar supera los 2.000 euros, será necesario contar con un letrado y un procurador.
  3. El llamado procedimiento cambiario se utilizará cuando la deuda esté reflejada sobre un cheque, pagaré o similar. Una vez que se corrobore la autenticidad de dicho documento, se dará la orden de manera directa hacia los bienes de la persona que debe el dinero o, en caso de que esta no se lleve a cabo en un plazo de 10 días, desde la realización de la solicitud del pago,, el juzgado determinará sobre qué bien se ejecuta el pago.

Qué es el Factoring

El factoring es una de las fórmulas más utilizadas a la hora de buscar financiación para empresas. Y es que uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las empresas es la falta de liquidez, especialmente cuando se debe a retrasos en el cobro de facturas. Es entonces donde entra en juego el factoring, un sistema de financiación alternativa que permite a una empresa ceder derechos de cobro a una entidad financiera a cambio de obtener liquidez inmediata.

Así mismo, en la actualidad podemos acudir a la tecnología para evitar impagos en pymes y empresas de cualquier tamaño. Una de las tecnologías más utilizadas es la Inteligencia Artificial, que permite analizar en detalle, antes de realizar un negocio, si la otra parte generará un problema de impago. En este sentido, se trata de anticiparse a los posibles problemas de liquidez, en lugar de responder a ellos con fórmulas de financiación alternativa.

La opción del Credit Scoring

El credit scoring es un sistema que se emplea para calificar créditos y, de este modo, automatizar la toma de decisiones a la hora de enfrentarse a un riesgo de impago. Tradicionalmente se ha realizado teniendo en cuenta distintas variables que permiten conocer la situación crediticia y de solvencia de personas o empresas.

Sin embargo, a día de hoy existen plataformas que permiten aplicar inteligencia artificial al credit scoring, lo que contribuye a automatizar los procesos y, gracias a una serie de algoritmos, recoger y analizar información sobre la solvencia de un cliente o proveedor.

¿Qué otras formas de recuperar facturas impagadas existen?

Reclamar facturas impagadas por vía amistosa suele ser otra de las posibles opciones que tenemos para recuperar nuestro dinero, y la que aconsejamos explorar, sin duda, en primer lugar.

Esta vía puede darse de manera verbal, a través del teléfono o por correo electrónico, así como a través de una carta ordinaria.

Cierto es que en muchas ocasiones, esta vía no funcionará. Para evitar o mitigar estas situaciones, la tecnología se ha puesto manos a la obra y existen algunas plataformas que nos permiten recurrir a servicios externos de inteligencia artificial, como el software ARM SaaS de Predicción de Impagos, de GAMCO. 

A través de la inteligencia artificial, se han mejorado mucho los sistemas de predicción de impagos y de detección de clientes morosos. Gracias al software ARM SaaS (Advanced Risk Management), de GAMCO, han sido muchas las empresas que se han visto beneficiadas del uso de la tecnología para evitar impagos. De este modo, han conseguido mitigar los daños que las deudas que tenían pendientes de cobro, adelantándose a los comportamientos de clientes morosos o previendo situaciones de facturas incobrables

Una solución para evitar impagos en pymes

Si algo destaca de esta plataforma es que ofrece soluciones diseñadas  a medida para pymes. GAMCO permite, por tanto, ajustar sus soluciones a la problemática de cada cliente. 

En el caso de la solución ARM (Advanced Risk Management) se trabaja la gestión avanzada del riesgo mediante modelos predictivos que permiten generar alertas tempranas de impagos para la optimización de la gestión, rentabilidad y seguridad de las operaciones.

Todo lo que puedas gastar en reclamar las facturas impagadas (más lo que nunca vas a recuperar)puedes evitarlo utilizando las soluciones de predicción que ya están al alcance de las pymes, como el software ARM SaaS. Además, ayudarás a tu empresa a no desperdiciar buenas oportunidades de negocio por excesiva precaución, así como evitar perder dinero por impagos, consiguiendo ser más solvente y ganando en confianza y estabilidad. 

Compartir:
La IA en el sector energético: Principales casos de uso

Existe consenso entre los directivos de las principales empresas del mundo acerca del impacto crucial que la Inteligencia Artificial (IA) en el sector [...]

Leer más »
KPIs de ventas. Qué son y cuáles son los mejores

Lograr las metas empresariales y hacer un seguimiento del éxito es un aspecto importante para mejorar en cualquier negocio. En ventas, medir el progr [...]

Leer más »
Por qué la inteligencia artificial es importante para las empresas

La IA es la ciencia que marcará las diferencias entre dos compañías que compitan en el mismo sector. El aprendizaje automático y la inteligencia a [...]

Leer más »
10 formas en que la inteligencia artificial ayuda a las empresas

Existe consenso entre los directivos de las mayores compañías del mundo sobre el importante impacto que la Inteligencia Artificial (IA) va a tener e [...]

Leer más »
Ver más entradas
© Gamco 2021, All Rights Reserved - Aviso legal - Privacidad - Cookies